Surfeando por internet

ejercicio en la oficina

Consejos para hacer ejercicio en la silla de nuestra oficina

En la actualidad, un gran número de personas suelen trabajar diariamente en sus oficinas, en puestos de trabajo que exigen permanecer sentados durante largos períodos de tiempo, esto, aunque pueda parecer cómodo, con el tiempo va creando dolencias en el cuerpo, viéndose afectada la espalda y el cuello.

Ejercicios para las personas que pasan mucho tiempo en la oficina

Son largas jornadas donde resulta necesario tomar un descanso después de estar tanto tiempo sentado, sin embargo este no debe ser un respiro inactivo, más bien se recomienda que en estos breves descansos que puedas tener, sean pausas activas.

La posición que adquirimos cuando nos sentamos afecta la forma de la columna, por lo que la silla puede ser un causante de daños que aumentarán con el tiempo.

Por lo tanto, tanto la silla como el sedentarismo son problemas que afectan a muchos trabajadores, razón por la que es preciso hacer de la silla una aliada y practicar ejercicios con la misma, con el único fin de mejorar la condición de nuestro cuerpo y prevenir dolencias que nos resulten perjudiciales en el futuro.

En el siguiente artículo explicaremos varios consejos a tener en cuenta para que realices ejercicios con tu silla durante estas pausas activas sin la necesidad de que tengas que salir después hacer deporte, aunque siempre es recomendado.

¿Cuáles son los mejores ejercicios?

Uno de los ejercicios que se puede realizar estando sentado es el de glúteo.

Dado que es una de las zonas que se ven más afectada por estar sentado, es importante saber que puede endurecerse gracias a un ejercicio que es fácil de hacer y no requerirá que te pongas de pie.

 

  • Para endurecer las nalgas, debes contraerlos mientras estés sentado, a su vez manteniendo la espalda de manera recta cuando se esté realizando el ejercicio. Así podrás ejercitar los glúteos sin necesidad de levantarte o moverte de tu silla mientras estás trabajando.

Otra de las zonas que más les gusta a las personas trabajar es el abdomen. Permanecer tanto sentado produce que la barriga se hinche y por lo tanto, de la noche a la mañana nos encontramos con una enorme barriga sin saber por qué.

ejercicio en silla oficina

  • Lo bueno es que estando en la silla se pueden hacer ejercicios que te dejarán el abdomen plano. Para conseguirlo, debes levantar una rodilla, después las dos al mismo tiempo, elevar el cuerpo usando las manos mientras estas tocan el reposabrazos.

De igual manera las rodillas en dirección a los codos.

También puedes contraer el abdomen al igual que con los glúteos. Estos ejercicios pueden llevarse a cabo en varias sesiones durante el día y con el tiempo podrás notar que esta zona se ha endurecido.

  • Las piernas son una de las partes más importantes a la hora de ejercitar en la silla durante nuestro trabajo. Hacerlo es bastante fácil, solo se debe levantar una pierna hacia adelante, alternando entre cada una o elevando las dos a la vez, sosteniéndolas contraídas cuando se haya alcanzado lo más alto.

Por medio de este ejercicio, se tendrán unas piernas con mayor fuerza y resistencia además de trabajar los cuádriceps.

  • De igual forma, los conocidos gemelos pueden ejercitarse, para esto se debe apoyar el pie en el suelo y levantarlo hasta quedar de puntillas, haciendo varias repeticiones.

Por otra parte los brazos también se ven afectados por los trabajos de sedentarismo, ya que estos al estar usándose en el ordenador suelen cansarse. Antes de hacer los ejercicios, es recomendable descansar los brazos en el escritorio.

  •  Después, se puede ejercitarlos levantando uno y bajando el otro y viceversa, repitiendo la sesión varias veces al ejercicios gemelosdía.

No obstante, no podemos dejar a un lado las zonas que más se ven afectadas con el sedentarismo diario al que son propensos muchos trabajadores y no son otros que el cuello y la espalda.

  • Una manera de ejercitarlos es realizando varios giros con la cabeza, en diferentes sentidos, manteniendo la espalda erguida y estirada, permitiendo que actúe por unos segundos para después relajarnos. Este tipo de ejercicios no requiere un gran esfuerzo y pueden fácilmente realizarse sin alterar nuestra jornada laboral, así evitaremos también que se acumulen tensiones en el cuello.

Es fácil hacer ejercicio sentado en la oficina

Una vez que se conocen estas rutinas de ejercicios sencillos y sabemos que nuestra silla, el lugar donde pasamos gran parte del día se puede convertir en nuestra aliada, ya podemos abandonar cualquier pretexto de no cuidar la salud de nuestra postura y, por lo tanto, la de nuestro cuerpo.

No requiere nada de esfuerzo hacer estas sesiones y no supondrá una gran pérdida de tu tiempo laboral, esto es gracias a que puedes realizarlos sentado mientras estás trabajando.

Siempre es necesario no descuidar la salud de nuestro cuerpo a pesar de que forme parte del trabajo pasar largas horas sentado, esto no significa que no debamos cuidarnos como es debido. Sigue las rutinas de ejercicios de este artículo y podrás prevenir cualquier dolencia o molestia que pueda sentir tu cuerpo.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *