Surfeando por internet

pelvic bone, pelvic floor, yoga

Ejercicios de Kegel: Qué son, beneficios y más

Los ejercicios de Kegel, nombrados así por el Dr. Arnold Kegel quien los ideó en la década de 1940, son una serie de ejercicios destinados a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Aunque inicialmente fueron desarrollados para las mujeres para aliviar los problemas postparto, con el tiempo, se ha demostrado que son igualmente beneficiosos para los hombres. En este artículo, exploraremos qué son los ejercicios de Kegel, sus beneficios, cómo realizarlos correctamente y consejos para incorporarlos en tu rutina diaria.

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Sexual Toys in a Vase

Los ejercicios de Kegel consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico repetidamente. El suelo pélvico es un grupo de músculos que se extienden desde el pubis hasta la base de la columna vertebral y sostienen la vejiga, el útero (en las mujeres) y el recto. Imagina que estás intentando detener el flujo de orina o evitar pasar gases; esos son precisamente los músculos que se trabajan con los ejercicios de Kegel.

Beneficios de los ejercicios de Kegel

Los beneficios de realizar ejercicios de Kegel regularmente son numerosos, tanto para mujeres como para hombres, incluyendo:

Mejora del control urinario y fecal

Al fortalecer los músculos del suelo pélvico, se puede tener un mejor control sobre la vejiga y el intestino, lo que es especialmente beneficioso para personas que sufren de incontinencia urinaria o fecal.

Beneficios durante el embarazo y el postparto

Para las mujeres, los ejercicios de Kegel pueden ayudar a prevenir o tratar la incontinencia urinaria durante el embarazo y después del parto. Además, pueden ayudar a reducir el riesgo de prolapsos de órganos pélvicos.

Mejora de la función sexual

Tanto hombres como mujeres pueden experimentar una mejora en su vida sexual gracias a los ejercicios de Kegel, ya que estos músculos juegan un papel importante en el mecanismo de la erección y el orgasmo.

¿Cómo realizar los ejercicios de Kegel?

Para realizar correctamente los ejercicios de Kegel, sigue estos pasos:

  • Identifica los músculos correctos: la forma más fácil de hacerlo es intentar detener el flujo de orina cuando estés yendo al baño. Los músculos que usas para eso son los que debes ejercitar.
  • Perfecciona tu técnica: una vez que hayas identificado los músculos del suelo pélvico, vacía tu vejiga y siéntate o acuéstate. Contrae los músculos del suelo pélvico, mantén la contracción durante tres segundos y luego relájalos durante tres segundos. Intenta hacerlo sin contraer los músculos del abdomen, los muslos o los glúteos.
  • Mantén la regularidad: intenta hacer tres series de diez repeticiones al día.

Consejos para una rutina efectiva

Close-Up Shot of a Person Holding Adult Toys

  • Incorpora los ejercicios en tu rutina diaria: puedes realizarlos en cualquier momento y lugar, ya sea mientras estás sentado en tu escritorio, viendo televisión o incluso mientras estás parado.
  • Mantén la consistencia: para ver resultados, es crucial ser constante con tu práctica.
  • No te excedas: al igual que con cualquier ejercicio, es posible excederse. Si sientes dolor o incomodidad, reduce la intensidad o la frecuencia de los ejercicios.
  • Paciencia y perseverancia: los beneficios de los ejercicios de Kegel no son inmediatos. Puede tomar varias semanas o incluso meses antes de notar mejoras significativas.

Los ejercicios de Kegel son una herramienta poderosa para mejorar la salud pélvica de hombres y mujeres. Al fortalecer los músculos del suelo pélvico, no solo se puede mejorar el control urinario y fecal, sino también la calidad de vida sexual. Recuerda, la clave para obtener beneficios de los ejercicios de Kegel es la regularidad y la correcta ejecución. Así que, intégralos en tu rutina diaria y disfruta de sus múltiples beneficios.

Related Posts